Levantate y anda…

Publicado: 06/24/2011 en Libremente...

Una parábola bastante buena, que da que pensar:

“Érase una vez un hombre como los demás. Un hombre normal. Tenia cualidades positivas y negativas. No era diferente. Una noche de repente, llamaron a la puerta. Cuando abrió, se encontró a sus enemigos. Eran varios y habian venido juntos. Sus enemigos le ataron las manos. Después le dijeron que era mejor asi; que asi, con sus manos atadas, no podría hacer nada malo. (Olvidaron decirle que tampoco podría hacer nada bueno). Y se fueron, dejando un guardián a la puerta para que nadie pudiera desatarle.

Al principio se desesperó y trató de romper las ataduras. Cuando se convenció de lo inútil de sus esfuerzos, intentó acomodarse a su nueva situación. Poco a pococonsiguió valerse para seguir subsistiendo con las manos atadas. Inicialmente, le costaba hasta quitarse los zapatos. Pero llegó un día en el que consiguió liar y encender un pitillo. Y empezó a olvidarse de que antes tenía las manos libres. Mientras tanto, su guardian le comunicaba día tras día las cosas malas que hacian en el exterior los hombres con las manos libres. (Se le olvidaba decirle las cosas buenas que hacian esos mismos y otros hombres con las manos libres). Pasaron muchos años. El hombre llegó acostumbrarse a sus manos atadas. Y cuando su guardin le señalaba que, gracias a aquella noche en que entraron a atarle, él, el hombre de las manos atadas, no podía hacer nada malo (no le señalaba que tampoco podía hacer nada bueno), el hombre empezó a creer que era mejor vivir con las manos atadas. Además, estaba tan acostumbrado a las ligaduras…

Pasaron muchos, muchisimos años. Un día, sus amigos sorprendieron al guardián, entraron en la casa y rompieron las ligaduras que ataban las manos del hombre. “Ya eres libre”, le dijeron. Pero habian llegado demasiado tarde. Las manos del hombre estaban totalmente atrofiadas”.

Asi pues dejemos de pedir que nos saquen del desastre quienes en el nos han metido, dejemos de pedir que intervengan y “comunicen” la sociedad, porque eso sólo nos atrofiará como personas y matará la poca dignidad que le queda al ser humano. Indignate, de acuerdo, pero levantate y anda…

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s