EL ASESINO DE CAPERUCITA ROJA…

Publicado: 07/13/2011 en Libremente...

(*)

Este cuento quizá muchos lo hayan escuchado, visto o leido, este tiene unas modificaciones y que leí  en un libro una vez, el libro era, y es, de Enrique Monasterio.

Y dice asi: “Los padrastros de Caperucita Roja (CR), hartos de soportar a la niña, decidieron enviarla al bosque con la esperanza de que cayera en manos de un asesino local, que solia rondar por aquellos parajes.

-¡Hala rica -le dijeron-, llevale esta tarta a la abuela!

Y CR, alegre, confiada y un tanto cretina, pronto perdió el camino por corretear tras una mariposa silvestre (adjetivo inútil, pues todas las mariposas son silvestres)

CR, bastante asustada, vagó durante horas por el bosque, hasta que tropezó con Rodolfo, el leñador.

– Buenas tardes, gentil leñador – saludo la niña-, ¿podrias indicarme por dónde se va al otro lado de este bosque?

A Rodolfo, que padecía del estomago, le molestaba extraordinariamente que le interrumpieran mientras trabajaba. Así que decidió engaña a CR y encaminarla hacia el Barranco del Lobo, donde tenía su guarida el asesino. Pero CR se volvió a perder y, al llegar al río, casi se topó con el lobo feroz, que, por consejo de su otorrino, hacía gargarismos todas las tardes antes de aullar a la luna.

– Buenas tardes, Caperucita – gruñó la bestia al verse descubierto-, ¿se puede saber dónde vas a estas horas?

– A casa de mi abuelita, a llevarle esta tarta de manzana que mi bondadosa mamá etcetera, etcetera, respondió CR.

– Me temo que te has perdido, criatura – le interrumpió el animal-. Toma el camino a la derecha.

Ni que decir que el lobo sólo pretendía enviarla directamente a las garras del asesino. Y eso es precisamente lo que sucedió: pocos metros más adelante, el criminal cayó sobre CR y la mató.

Y colorin colorado…”

(*)

El final no es el esperado, pero lo que se pretende es preguntar a quien lea este cuento de ¿quién es la culpa del triste final de CR?

Habrá que ver la infinidad de respuestas, creo que es posible que hasta la culpa sea de ZP o de Rajoy o de Aznar o incluso de Alfonso X. Pero ¿cuántos le echaran la culpa al asesino? que es precisamente el mayor culpable del asesinato, y es posible que incluso después de decir que el que asesina es el culpable del asesinato (de ahi la palabra asesino-asesinato), más de uno siga diciendo que la culpa no es de él, sino de los demás. Lo cual debe preocupar, porque la Justicia podría temblar, incluido el juicio propio.

Lo que se pretende con esta historia no es ni más ni menos que cada uno haga examen de conciencia de sus actos, y asuma la responsabilidad de si mismo. Algo que en los tiempos que corren es dificil de asumir…

(* las fotos utilizadas han sido elegidas al azar, sin animo de ofender a nadie, como mucho el de despistar)
Anuncios
comentarios
  1. oscar dice:

    si todos asumieramos la responsabilidad de nuestros actos todo seria mas sencillo. El futuro es de los que se atreven a ser responsables de su vida, lo tengo claro!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s